Cada ollero alaba su puchero.


Cada ollero alaba su puchero.
Da a entender que cada uno piensa siempre que lo suyo es lo mejor. Con análogo sentido, pero llamando a la desconfianza, precisa otro: Cada ollero su olla alaba, y más si la trae quebrada.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.